Estomas en Pediatría
Los estomas en los niños al igual que en los adultos requieren de cuidados especiales dependiendo del tamaño, forma y ubicación del mismo.

En los niños casi siempre son dos estomas, y estos pueden estar juntos o separados por un puente de piel, por uno sale materia fecal y por el otro (fístula mucosa) sólo sale moco, el cual no necesita de bolsa, sólo una gasa con vaselina sobre la fístula mucosa es suficiente.

Lo más importante en los niños después de su estoma es la piel, ellos tienen la piel muy delicada y con mayor facilidad se lesiona con el efluente del estoma.

La piel alrededor del estoma se llama piel periestomal y debemos protegerla de posibles lesiones, para evitar esto debemos tomar en cuenta ciertas características del estoma, como su ubicación, su forma, su tamaño, si son uno o dos estomas, si están juntos o separados dependiendo de cómo se encuentre es como se debe manejar el estoma, como ya se mencionó anteriormente en caso de dos estomas el único que necesitará la bolsa es el estoma por donde sale la materia fecal.

Los estomas en pediatría casi todos son temporales, aunque cada caso es único pero en general casi todos los niños que tienen estomas en un futuro serán reconectados, para mayor información acerca de este tema acuda con su médico o terapista enterostomal.